LA MEDALLA DE ORO


Por Sandra Paul.
"El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse” dijo Winston Churchill. Pero en un país como el nuestro donde lo que se valora es ir de éxito en éxito esa definición parece de difícil aplicación. Incluso el diccionario de la RAE afirma que la palabra “exitismo” es el afán desmedido por el éxito y curiosamente es un término que se usa en Chile, Bolivia, Argentina y Uruguay.
La medalla de oro nos habla de esa pretensión que se padece, sin tener en cuenta que el éxito se agota en el momento exacto en el que se lo logra. Obtener el primer lugar es la meta, los segundos puestos son menospreciados; la persistencia luego de varios fracasos hasta es mal vista; se vive en la ilusión de que todo es posible, todo se puede adquirir, y si no es así deviene la frustración y la violencia que nos hace víctimas y victimarios.
El argumento de esta obra, escrita y protagonizada por Luis Agustoni, parte de una situación que vive un presidente de la Nación Argentina en un futuro hipotético. Este puesto es como obtener la medalla de oro al liderazgo, un ciudadano que deberá dirigir el destino de millones de personas. Pero la vida con todas sus responsabilidades y deberes no se agota en un solo episodio. Lo público y lo privado suelen entrar en conflicto y es aquí donde el protagonista se da cuenta de que descuidó una parte importante de aquella, los afectos. En ese aspecto no tiene el primer puesto, ni siquiera el décimo.
Su hija, ante ese padre que no deja de ser líder político ni en la intimidad familiar, por autoexigirse en demasía para obtener el mayor galardón, malogra su carrera deportiva; su mujer enferma de depresión; y a todo ello se suma la deshonestidad de un amigo de toda la vida y hechos de corrupción que involucran a otros amigos y familiares, que hacen peligrar su carrera política y ponen a prueba su ética y valentía.
Su futuro yerno, un triunfador como él, es quien pone blanco sobre negro en todos los aspectos, y le trae un poco de claridad y armonía familiar.
Todo cuanto sucede en esta historia es tan verosímil como deseado, en cuanto no estamos ante el funcionario perfecto pero si ante el más honesto.
Un texto y actuaciones impecables, donde Luis Agustoni, bajo la dirección de Santiago Rapela, se luce y hace lucir a sus compañeros de elenco en los contrapuntos que se generan con cada uno de los personajes. Diálogos tan sustanciosos e inteligentes donde no falta el humor, la ironía y la sensibilidad.
Una cita imperdible con un maestro del teatro.

Ficha técnico artística:

Autoría: Luis Agustoni
Actúan: Luis Agustoni, Ricardo Levy, Belén Mazzinghi, Segundo Pinto, Paula Saenz
Vestuario: Nadia Casaux
Escenografía: Nadia Casaux
Iluminación: Diego Gómez Leite
Fotografía: Santiago Rapela
Prensa: Silvina Pizarro
Producción ejecutiva: Ana Caterina Cora, Diego Gómez Leite
Producción general: Teatro El Ojo
Jefe de escenario: Diego Gómez Leite
Dirección: Santiago Rapela
Web: http://www.luisagustoni.com.ar

TEATRO EL OJO
Tte. Gral Juan Domingo Perón 2115 - Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 4953-1181
Web: http://www.luisagustoni.blogspot.com
Viernes - 20:30 hs

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Escuela de Teatro Garzón Lombardo y Fundación Movimiento Expresivo

EL CRUCE SOBRE EL NIÁGARA

EL CÍRCULO DE TIZA CAUCASIANO

GAMBARO MAS GAMBARO. EL NOMBRE - ACUERDO PARA CAMBIAR DE CASA

UN ENEMIGO DEL PUEBLO

SABOR A FREUD

10 K. SÓLO PARA RUNNERS

DÍA NACIONAL DEL TEATRO Y DEL TEATRO INDEPENDIENTE

LA PATADA DEL CAMELLO

UNA ESPINA EN EL ZAPATO

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

MISTIKO BIJOUTERIE