EL OCASO DE UN ESTAFADOR



Por Sandra Paul.
Esta pieza es una versión libre, adaptada por Marcelo Velázquez y Edgardo Moreira, de la obra John Gabriel Borkman del dramaturgo noruego Henrik Ibsen que fue escrita en 1896. Mantiene la esencia del original que habla de la codicia, la estafa económica y moral, de un hombre que se siente víctima más que victimario, y de la consecuente debacle familiar.
Ibsen sabía bien de lo que hablaba ya que padeció en carne propia en su infancia la bancarrota de su progenitor y debió enfrentar la marginación social a la que no estaba habituada su familia.
Gabriel es un delincuente de guante blanco, que debió pagar una condena de siete años en la cárcel. La otra condena, la moral, es la que padece en su casa donde vive encerrado, trastornado por lo que no fue, sin arrepentirse, reclamando por la traición que no le permitió concluir el negociado. Su esposa Brunilda en otro sector, sin cruzarse con su marido, vive pensando en la reivindicación del apellido a través de su hija Ana (en lugar del hijo varón del texto original). Será esta joven la que, en un contexto histórico modificado, año 1940 donde se produce la invasión de la Alemania nazi a Noruega para apoderarse del hierro, dará pelea para resistir al fascismo junto al hijo del enemigo de su padre.
Por otra parte, Ema, hermana de Brunilda aparece en escena agobiada por una enfermedad terminal para llevarse a su sobrina. El conflicto entre estas mujeres viene de antes y por el hombre que se debate en el primer piso con quien Ema padeció la estafa amorosa, aunque no la económica.
Las variantes en la dramaturgia son interesantes, como también lo es el importante dispositivo escenográfico diseñado por Ariel Vaccaro, que hace la diferencia en las puestas de Marcelo Velázquez (como lo fue en El padre de Strindberg). La acertada inserción de proyecciones audiovisuales nos ubican en tiempo y espacio.
La actuación de Edgardo Moreira es formidable, mostrando la posibilidad de matices de un personaje por demás contradictorio. Acompañado por Alejo de Santis, como su único amigo, hacen una dupla por momentos cómica y en otros con el patetismo de los fracasados. Mónica Salvador destaca en su papel de mujer despechada, siendo correctas las actuaciones de Silvia Pérez y Denise Gómez Riveros.
Siempre es un placer ver un clásico cuidado al detalle y más con variantes como estas que lo resignifican.


Ficha técnico artística:

Versión libre de la obra “Juan Gabriel Borkman” de Henrik Ibsen: Marcelo Velázquez/Edgardo Moreira.
Elenco: Edgardo Moreira, Silvia Pérez, Mónica Salvador, Denise Gómez Rivero, Alejo De Santis.
Escenografía: Ariel Vaccaro
Diseño sonoro: Alejandra D’Agostino/Sebastián Pascual
Vestuario: Paula Molina
Iluminación: Alejandro Le Roux
Fotografía: Manuela González Mendiondo / Alejandra Villers
Diseño audiovisual: Sebastián Pascual /Alejandra D’Agostino
Diseño gráfico: Nahuel Lamoglia
Prensa: We Prensa & Comunicación
Producción ejecutiva: Lucía Asurey y Paula Uccelli
Producción: Juan Iacoponi
Asistencia de dirección: Sofía Nemirovsky
Dirección: Marcelo Velázquez.

CENTRO CULTURAL SAN MARTÍN
Sarmiento 1551 – Sala B – Capital Federal – Buenos Aires
Funciones: Mayo: Martes 20:30h
Junio y Julio: Martes y miércoles 20:30h - Hasta el 31 de julio
Entrada $200 /Estudiantes y jubilados con acreditación $160
Venta online www.tuentrada.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

LAZOS ETERNOS. HISTORIA DE TRES AMORES

ASÍ DE SIMPLE (NO SÉ QUIÉN SOS PERO TE SIGO BUSCANDO)

LA PATADA DEL CAMELLO

CARTAS A MI HIJO FEDERICO

GAMBARO MAS GAMBARO. EL NOMBRE - ACUERDO PARA CAMBIAR DE CASA

VOCES Y CONTEXTO RADIO

EL CÍRCULO DE TIZA CAUCASIANO

DIARIOS DEL ODIO

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

MISTIKO BIJOUTERIE