TODO TENDRIA SENTIDO SI NO EXISTIERA LA MUERTE



Por Sandra Paul.
La historia transcurre en los '80 y su protagonista principal es María, una maestra de pueblo, muy pacata, separada, con una hija a la que ha dedicado su vida, y una hermana soltera poco menos reprimida que ella. En sus cuarenta y pico o cincuenta años nunca tuvo un orgasmo. Lo que si tiene es una enfermedad terminal que la condena inexorablemente a la muerte, y es lo que la impulsa a cumplir un alocado sueño que de algún modo le dé sentido a su vida o a su muerte, realizar su propia película pornográfica feminista.
Se hace amiga de Liliana, la dueña punk de un video club, un personaje muy particular y diametralmente opuesto a ella con quien logra desinhibirse y romper algunos de sus prejuicios. Juntas logran que Gino Potente, un ex actor de películas pornográficas que tuvo mucho éxito en EEUU, se sume al proyecto aportando lo único que saber hacer, la práctica sexual.
La hija de María, una adolescente de dieciocho años con ganas de experimentar se involucra con Gino, queda embarazada pero decide abortar y vuelve con su noviecito, ingenuo y atolondrado.
Con un sentido del humor ácido, a veces desopilante, se habla del sexo y la muerte descarnadamente. Podemos decir que estamos frente a un melodrama al mejor estilo almodovariano.
Durante las tres horas que dura la obra van sucediéndose breves escenas separadas por apagones que le aportan el ritmo adecuado. La trama escrita por Mariano Tenconi Blanco logra que el espectador permanezca atento y divertido, especialmente en las primeras dos horas donde se produce un intervalo de 10 minutos. La última hora se hace más lenta y densa, podría durar menos quizás, pero es innegable su coherencia con el desenlace de la historia.
La puesta con una escenografía que plasma a la perfección el estilo ochentoso, al igual que el vestuario, el acertado diseño de luces y sonido, un texto sin fisuras, las excelentes actuaciones de Lorena Vega y Maruja Bustamante que logran un contrapunto inigualable, como también las de Andrea Nussembaum, Juana Rozas, Agustín Rittano y Bruno Giganti, con la también impecable dirección de Mariano Tenconi Blanco, hacen de esta propuesta una verdadera imperdible.
Una joyita que pone en el centro de la escena esos tabúes que todavía en pleno siglo XXI seguimos padeciendo.

Ficha técnico artística:

Dramaturgia: Mariano Tenconi Blanco
Actúan: Maruja Bustamante, Bruno Giganti, Andrea Nussembaum, Agustín Rittano, Juana Rozas, Lorena Vega
Vestuario: Cecilia Bello Godoy, Johanna Bresque
Escenografía: Oria Puppo
Iluminación: Matías Sendón
Musicalización: Mariano Tenconi Blanco
Música original: Ian Shifres
Fotografía: Sebastián Freire
Diseño gráfico: Gabriel Jofré
Meritorio de dirección: Ana Schimelman
Asesoramiento De Arte En Fotografía: Mume Boskovich
Asistencia de escenografía: Florencia M. Tutusaus
Asistencia de iluminación: Sebastián Francia
Asistencia de vestuario: Elisa D´agustini
Asistencia De Producción Ejecutiva: Eugenia Tobal
Asistencia de dirección: Maxi Muti
Prensa: Luciana Zylberberg
Producción general: Carolina Castro
Coordinación De Montaje: Mariana Mitre
Coreografía: Jazmin Titunik
Dirección: Mariano Tenconi Blanco

Web: http://teatrofuturo.com/
Duración: 180 minutos

TEATRO PAYRÓ
San Martin 766 - Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 4312-5922
Web: http://www.teatropayro.com.ar/
Entrada: $ 250,00 - Domingo - 19:00 hs - Del 03/11/2018 al 02/12/2018 
Entrada: $ 250,00 - Sábado - 20:00 hs - Del 03/11/2018 al 02/12/2018 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

LAZOS ETERNOS. HISTORIA DE TRES AMORES

ASÍ DE SIMPLE (NO SÉ QUIÉN SOS PERO TE SIGO BUSCANDO)

LA PATADA DEL CAMELLO

CARTAS A MI HIJO FEDERICO

GAMBARO MAS GAMBARO. EL NOMBRE - ACUERDO PARA CAMBIAR DE CASA

VOCES Y CONTEXTO RADIO

EL CÍRCULO DE TIZA CAUCASIANO

DIARIOS DEL ODIO

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

MISTIKO BIJOUTERIE